Carlos Wiederhold, alemán proveniente de Chile, es considerado el fundador de San Carlos de Bariloche (3/5/1902). Llega a la zona en 1895 y abre el almacén “San Carlos”.

Es el iniciador de la corriente migratoria que pobló nuestra zona y que continuó durante un tiempo, debido a que el gobierno otorgaba a los colonos tierras a muy bajo costo en la región. Años después, en el período de entreguerras y después de la  segunda guerra mundial, el flujo de centroeuropeos que emigraba, entre ellos un gran porcentaje de alemanes, buscaba en Sudamérica asentamientos preexistentes donde pudieran encontrar afinidades socioculturales y, en el caso de Bariloche, una geografía similar a la de su país de origen.

 

La Primera Escuela.

En 1907 comienza a funcionar una Asociación Religiosa Escolar en idioma alemán para los primeros colonos.
Según un censo de 1914, de una población cercana a los 400 habitantes, aproximadamente 70 eran de origen alemán. La escuela funcionó durante casi cuatro décadas con una matrícula de entre 20 y 35 alumnos, adaptándose a las normativas nacionales en la medida en que la población se consolidaba.

El primer maestro, Heinrich Lührs, es recordado por sus ex alumnos por su enseñanza rigurosa y de excelencia. Zulema Jones dictaba clases de castellano e historia Argentina. En 1925 ya funcionaba en la esquina de Gallardo y Quaglia.  En 1945, finalizada la guerra, debió cerrar sus puertas por un decreto del gobierno argentino.